enero 31st, 2019

El futuro de la yuca, el plátano y el maíz en la Amazonía Colombiana y Peruana: Percepciones de las comunidades locales

Por Marcela Beltrán, Carlos Navarro, Leidi Sierra y Miguel Romero,

En el marco del proyecto “Paisajes Sostenibles para la Amazonia” (SAL, por sus siglas en inglés), se llevaron a cabo una serie de talleres y jornadas de intercambio de conocimientos con agricultores en Caquetá (Colombia) y Yurimaguas (Perú). Las jornadas se basaron en un primer taller para socializar los resultados de los análisis biológicos, físicos y químicos de suelos en las fincas de los productores. Un segundo taller sobre las proyecciones de clima y cultivos en la región Amazónica a futuro. Un tercer taller para socializar y validar el indicador de sostenibilidad que se había construido previamente.

El taller de proyecciones de clima y cultivos se desarrolló en dos jornadas. La primera se realizó en San José de Fragua (Caquetá) con 32 productores dedicados principalmente a ganadería, pero quienes tienen en sus fincas estos cultivos de pancoger. La segunda se realizó en Yurimaguas (Perú) con 23 productores, dedicados principalmente a agricultura familiar. Los objetivos de este taller fueron: 1) conocer las percepciones de los beneficiarios del proyecto sobre el cambio climático, 2) socializar las proyecciones de los escenarios climáticos futuros en cada una de las zonas de trabajo y 3) socializar y validar los modelos de aptitud climática actual y futura de cultivos de yuca, plátano y maíz con los participantes.

Durante la primera parte del taller, los productores realizaron una revisión sobre eventos climáticos que se han experimentado durante los últimos 50 años por medio de una línea del tiempo. Seguidamente, se compararon sus percepciones con los datos colectados y analizados de estaciones meteorológicas. En general se encontró que sus memorias sobre eventos climáticos extremos como sequías e inundaciones en determinados periodos de tiempo coinciden con datos obtenidos de las estaciones climáticas para los mismos periodos.

Durante la segunda parte del taller, se indagó acerca de lo que los agricultores piensan será el clima a futuro y se contrastó con las proyecciones de clima generadas en el proyecto. Luego se mostraron mapas de aptitud climática (o idoneidad del cultivo) modelados en EcoCrop, con proyecciones climáticas futuras para cada una de las localidades. Finalmente, se indagó sobre esas proyecciones futuras y su posible efecto sobre los cultivos de yuca, maíz y plátano.

Socialización de los mapas de impacto de cambio climático sobre cultivos a productores en Caquetá, Colombia..

Mapas de plátano mostrado durante la socialización en Colombia y Perú. Los mapas muestran las áreas que serían menos aptas para el cultivo en el futuro (rojo) y las áreas más aptas (verde).

En el caso de la yuca los productores afirman que crecerá igual o mejor en el futuro. Para el plátano y el maíz, por el contrario, los agricultores concuerdan en que no se adaptaran muy bien a las condiciones de clima futuro. Además, los agricultores afirman que estos dos últimos cultivos podrían enfrentar incremento en plagas y enfermedades, lo que podría dificultar aún más su crecimiento y disminuir su producción. Estas percepciones concuerdan con los modelos climáticos futuros obtenidos en EcoCrop, los cuales revelan que la yuca, no perderá aptitud climática en el futuro, mientras el plátano y el maíz sí.

¿Qué se puede hacer para evitar que los cultivos de plátano y maíz, tan importantes en la dieta de las personas en la región, se vean afectados?  A esta pregunta los productores respondieron que diferentes variedades de estos cultivos a las que se siembran hoy día podrían reemplazarlos. Tanto para Caquetá como para Yurimaguas, los participantes mencionan diversas variedades de plátano que son más resistentes a los efectos del clima y las plagas, crecerían mejor y además son de un alto valor nutricional. El problema con esas variedades, según los agricultores «es que no se comercializan bien». Entre esas variedades mencionadas se encuentran: pelipita, píldoro y popocho o topocho en Caquetá y guineo manzano, zapucho o sapino y filipino en Yurimaguas. Para maíz, los participantes nombran maíz amarillo en Caquetá, y maíz canchita y shishaco, en Yurimaguas, estos últimos dejados de cultivar en la zona debido a la introducción de variedades mejoradas, dicen los participantes.

 

Percepciones de los productores de Caquetá en la que mencionan algunas variedades de plátano que se podrían adaptar bien a las condiciones futuras del cambio climático.

El uso de estas variedades podría considerarse una potencial estrategia de adaptación al cambio climático,  ya que podrían promoverse para ser comercializadas tanto a nivel local, como regional y tienen la ventaja de crecer dentro de los cultivos de pancoger de las fincas y chacras sin mayores requerimientos. Dentro de otras estrategias de adaptación mencionadas por los agricultores se encuentran la conservación de los suelos mediante abonos orgánicos, la cosecha de agua, rescate de huertas y la siembra de árboles en las fincas tanto para prevenir erosión como para dar sombra al ganado.

Este trabajo ha sido realizado como parte del proyecto “Paisajes Sostenibles para la Amazonía” el cual es financiado por la Iniciativa Climática Internacional (IKI). El proyecto es liderado por el grupo de Servicios Ecosistémicos de CIAT, con el apoyo de expertos de los grupos de Suelos, Cambio Climático y Forrajes e implementado en conjunto con el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK), el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (CIPAV), Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI, Universidad de la Amazonía, Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), y la Universidad Nacional Agraria La Molina (VLIR-UNALM).